Ahorro energético: ¡punto de atención que debes tener en cuenta a día de hoy!.

Publicado en dic 19, 2016 01-34 pm.

Hoy en día el tema del ahorro energético se ha convertido en un punto de atención y es vital tomar conciencia de ello.

Los bombillos ahorradores y protectores eléctricos, dada su tecnología, permiten un ahorro sustancial en el consumo de electricidad. Además, es muy importante proteger nuestros equipos y electrodomésticos y adquirir bombillos que te ayuden a consumir menos energía.

Existen algunos tipos de bombillos ahorradores, entre los cuales tenemos:

• Los compactos fluorescentes ó CFL, con forma de espiral ó forma de “U”. Tanto en luz blanca, luz neutra y luz cálida. La luz blanca es la típica de estos bombillos compactos fluorescentes con una tendencia hacia el blanco azulado. La luz neutra es de color blanco y la luz cálida es similar al de los bombillos incandescentes o tradicionales.

• Los bombillos con tecnología LED (diodos emisores de luz), con los cuales el consumo de energía eléctrica es menor que el de los compactos fluorescentes ó CFL.

Pero surge una inquietud, que la mayoría de los usuarios tiene, y es: ¿Cuál bombillo debo escoger?

Te indicamos algunas sugerencias para que puedas asesorar a tu cliente:

1. Conocer el vatiaje del bombillo incandescente (la gente lo llama “el normal”) que deseas sustituir, para poder buscar la equivalencia en CFL o LED.

2. Conocer la base del bombillo que deseas sustituir. Entre las roscas más comunes, destacan: la Rosca E-27 que es la más generalizada; y la Rosca E-14, base delgada, generalmente usada en lamparitas. También existe la base bi-pin o GU-10 que es típica de los bombillos tipo dicroicos.

3. Saber el tipo de luz que se desea utilizar: fría, neutra o cálida. Lo que dependerá de la decoración de tus espacios. Generalmente se recomienda:

o Fría para los jardines, estacionamientos, etc.; u otros espacios que deben estar protegidos, y no a la intemperie.
o Neutra: Cocinas, baños.
o Cálida: Sala, comedor, habitaciones.
o Es importante leer en el empaque las horas de vida útil que el bombillo a comprar puede suministrar, ya que pudieran haber diferencias y de allí que puedan existir variaciones en los precios entre un producto y otro, incluso de una misma marca.

Atrás